Líder europeo
en financiación para particulares

Un 63% de los españoles consume productos low cost

  • España, con 6,8 puntos, está entre los países europeos con mejor percepción del low cost, superando la media europea de 6,5
  • El 82% de los españoles encuestados está familiarizado con el low cost, frente al 55% de la media europea
  • El sector textil, alimentario y aéreo, los mayores representantes de los productos low cost

El low cost es una realidad consolidad para los consumidores en Europa. 9 de cada 10 europeos dicen haber oído hablar de este concepto, y un 55% sabe perfectamente lo que significa en la práctica. En países del sur de Europa, como España, Italia o Portugal, las cifras alcanzan el 80%.

El 82% de los españoles encuestados sabe qué es el low cost, superando ampliamente a la media europea, de 55%. Son datos del estudio de Consumo Europa del Observatorio Cetelem, que analiza los hábitos de consumo europeos. Junto con Portugal (81%) e Italia (80%), España es de los países que más familiarizado está con este concepto, unas cifras que contrastan con países como Polonia (21%), Austria (25%) o Eslovaquia (28%). Además, un 64% de los españoles considera que el mercado de productos y servicios low cost está desarrollado en su país, un porcentaje también superior a la media europea (60%).

En un contexto inflacionario, la mayoría de los europeos encuestados relacionan este término con “precios bajos”, “promociones”, “ahorro”, o “buena relación calidad/precio”. Para un 83% de los europeos encuestados, la compra de productos low cost es una buena opción para incrementar el poder adquisitivo.

Con una puntuación media en Europa de 6,5 puntos sobre 10, el low cost no es más objeto de rechazo que de elogio. El país que mejor percepción tiene de este tipo de productos es Rumanía, con 7,3 puntos, frente a Austria y Francia como los países que más lo cuestionan, con 5,8 y 5,9 respectivamente. España, por su parte, se sitúa junto con Portugal como el cuarto país con mayor aceptación con 6,8 puntos, 0,3 puntos más que la media europea.

Para 8 de cada 10 europeos, el low cost está asociado a precios bajos y servicios mínimos. Además, un 57% de los consumidores encuestados considera que los productos low cost ofrecen una buena relación calidad/precio.

Textil, alimentario y aéreo, los sectores más reconocidos en el low cost

Lidl (16%), Ryanair (14%) y Aldi (11%), son las tres empresas más nombradas por los europeos que simbolicen el low cost. En el caso de España, Ryanair (20%) es la que más menciones recibe, seguido de Primark (18%) y Vueling (9%).

Para 6 de cada 10 europeos, el precio es el factor principal para elegir un producto low cost. El 77% considera que es una buena solución para consumir más y un 54% los consume habitualmente. En el caso de España, el porcentaje de consumidores que adquiere productos low cost de forma habitual asciende al 63%. Tan solo el 26% de los europeos encuestados considera que los productos low cost son desvalorizantes, una cifra que en España se sitúa diez puntos por debajo, con un 16%, y un 55% consume low cost por elección, frente a un 59% en España.

Intención de compra del low cost

Más de 4 de cada 10 europeos tiene intención de aumentar su consumo low cost en un futuro próximo. En España, esta intención se sitúa en un 43%. Para 1 de cada 2 consumidores europeos, el mercado del low cost continuará creciendo como consecuencia de las dificultades económicas, un porcentaje que en nuestro país se sitúa en un 52%.

Asimismo, 6 de cada 10 europeos prefieren comprar un producto nuevo low cost a uno de marca de segunda mano, y un 83% cree que el low cost es una buena solución para incrementar el poder adquisitivo.

Metodología

La encuesta cuantitativa a los consumidores ha sido elaborada por Harris Interactive del 3 al 16 de noviembre de 2022 en 15 países europeos: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, España, Francia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Reino Unido, Eslovaquia y Suecia. Un total de 14.200 personas fueron consultadas en línea (método de recolección CAWI). Se trata de personas con edades comprendidas entre los 18 y los 75 años procedentes de muestras representativas a nivel nacional en cada país. La representatividad de la muestra está garantizada por el método de cuotas (sexo, edad, región de residencia y nivel de ingresos/categoría socioprofesional). Se llevaron a cabo 3000 entrevistas en Francia y 800 en cada uno de los demás países.

En este estudio, con frecuencia los resultados se desglosan por grupos de ingresos. Estos grupos se han agrupado en dos categorías, «rentas altas» y «rentas bajas», que corresponden respectivamente a las rentas superiores e inferiores a la mediana de cada país (según las estadísticas públicas disponibles en cada país)

Volver al principio
Ir al contenido