Líder europeo
en financiación para particulares

Observador Cetelem del Automóvil 2010: 4 de cada 10 españoles compraría un vehículo low cost en 2011

Madrid, 17 de noviembre de 2010.- El 39% de los españoles estaría dispuesto a comprarse un vehículo de bajo coste, según revela el informe El Observador del Automóvil 2010 presentado hoy por Cetelem, banco experto en crédito al consumo perteneciente al grupo BNP Paribas, durante la celebración del XIX Congreso Nacional de FACONAUTO.
Así, el informe realizado a partir de una muestra de más de 1.000 consumidores españoles y 3.600 europeos (en colaboración con seis países: Francia, Italia, Portugal, Alemania, Bélgica y Reino Unido)- constata que, en época de crisis, los automovilistas españoles se mueven por el precio.

Automóviles low cost: un nuevo actor del mercado de Auto a tener en cuenta

España es el país de Europa con la vida media del coche más alta: sobrepasamos los 9 años. La necesaria renovación de nuestro parque introduce el modelo low cost como un actor a tener en cuenta. Para el 73% de los españoles, comprar un producto low cost es una actitud de consumo inteligente que permite ahorrar para lo imprescindible, frente a la percepción europea que sólo alcanza el 65%. El 53% de los europeos, por su parte, declara que la mejor manera de ahorrar en automoción es comprarse un vehículo low cost. España se sitúa 3 puntos por encima de la media europea y es que, junto a Portugal, son los países con mayor reducción del presupuesto familiar en 2010.

Sin embargo, y pese a apostar claramente por el low cost, el 70% de los españoles no compraría un coche por menos de 8.000 euros. Somos conscientes del valor del automóvil y no nos inspira confianza un vehículo de menor precio. Lo que sí es cierto es que la gama baja y el low cost triunfan: el 60% de los españoles no pagará más de 12.000 euros por un coche en su próxima compra. Desde el punto de vista del consumidor español, el precio no está reñido con la ecología, y así lo declara el 83%.

El automóvil se convierte en un bien obligatorio y práctico

El 79% de los europeos (España 6 puntos por encima) considera que la compra del automóvil es hoy una obligación. Atrás quedaron los días en que el coche era sinónimo de placer, comodidad y estatus social. Sólo el 20% de los consumidores de Europa estaría dispuesto a «hacer una locura» a la hora de comprarse un coche. Y es que el consumidor europeo se preocupa por su bolsillo. Para el 62% de los españoles lo más importante en un coche es el confort por eso, en su próxima compra el 40% se decantará por una gama menor pero con extras.

El precio también desempeña un papel importante en la financiación del automóvil. A la hora de elegir una entidad financiera u otra, 8 de cada 10 españoles mira los tipos de interés y el 67% baraja el concesionario como lugar de financiación.

 

Para ampliar la información contacte con el Dpto. de Comunicación de Cetelem

Volver al principio
Ir al contenido